Son muchos los comentarios, opiniones y noticias que surgen después de algún macabro suceso.

Y bien, ¿Por qué? Creo que está pregunta resuena en la cabeza de todos los que recibimos esta noticia. ¿Qué puede llevar a una persona a tener estos deseos? ¿Qué le hace llevarlo a cabo?, ¿Por qué justo a esa persona?, ¿Por qué allí?, ¿Por qué ese día?, tú también te haces estas preguntas?

hay casos en los que los homicidas tienen cargos de robo, u otros delitos, pero, ¿este sería una señal de estar ante un posible asesino?, la respuesta es NO, no toda persona con estos delitos tiene pulsiones homicidas.

A veces nos encontramos con una mera coincidencia , en la que esta persona se encuentra con la oportunidad de cumplir su deseo, un acto aleatorio de violencia, pero también podemos preguntarnos ¿Estaba el asesino experimentando? ¿esta ha sido su primera vez?

Pues debemos tener varias cosas claras, las personas con depresión, u enfermedades mentales como esquizofrenia, trastorno límite de la personalidad, etc. NO son asesinos, una enfermedad mental no te convierte en peligroso hacia los demás, y esto debemos tenerlo claro porque cada vez que aparece en las noticias una historia de homicidio, se recurre a los trastornos mentales; “ha asesinado porque tenía un trastorno mental”! ¡CUIDADO!

Os ofrezco otra pregunta ¿todos los terroristas son enfermos mentales? ¿los nazis eran TODOS enfermos mentales? ¿los violadores son enfermos mentales? ¿Es difícil pensar que haya tanto enfermo mental con ideas homicidas juntos verdad?

Para saber si cada asesino sufre una enfermedad mental habrá que evaluarlo exhaustivamente, nosotros, o los noticiarios, desde fuera, NO PODEMOS PONER ETIQUETAS, que dañen la imagen de personas enfermas, pero si debemos pensar que quizá la sociedad agresiva y conflictiva en la que algunas personas crecen y se mueven puede tener que ver en estos impulsos tan macabros, y una vez más, no toda persona que vive en un clima de agresividad y violencia está destinada a ser así.

A la vez nos lleva a plantearnos si los casos de trastornos mentales están bien evaluados y estudiados, y cuantas personas enfermas, sin evaluar y tratar están pasando desapercibidos hasta que brotan de alguna manera, y nos llevamos “la sorpresa”. Es cierto que desde salud mental es imposible predecir todas las acciones que realizarán los enfermos, sobre todo los que no están llevando un tratamiento correcto.

Por lo tanto, nos encontramos ante dos posibilidades, este ser lleva dentro de sí la necesidad de violencia, por aprendizaje en ambientes agresivos, alcohol, drogas, no control de las emociones e impulsos, mente criminal…, o como segunda opción estamos ante un enfermo mental, posiblemente sin evaluar, y él sin este trastorno, jamás habría hecho algo así.

En caso de que el asesino fuese enfermo mental, podría sufrir patologías como el trastorno antisocial de la personalidad, lo que conocemos como psicópata, o esquizofrenia. lo que está claro es la existencia de falta de empatía hacia la víctima y ausencia de emociones negativas ante esos hechos, e incluso la experiencia de emociones positivas ante el sufrimiento ajeno.

Para finalizar os dejo esta curiosidad: Se ha descubierto también que su centro de control emocional(amígdala) no está correctamente conectada con la razón (parte prefrontal). ¿sabíais que el corazón de personas homicidas late más despacio? ¿sabíais que en situaciones de peligro no se les acelera el pulso?

en este vídeo podéis conocer más de como funciona la mente de un asesino.